jueves, 9 de diciembre de 2010

Lego: papás cansados que no saben cómo compartir tiempo con sus hijos

Irreverente
9 de diciembre de 2010

Cuando somos padres automáticamente nos preocupamos por cubrir las necesidades de nuestros hijos, nos preocupa su nutrición, las vacunas, que vayan a un buen colegio, etc.

Otra inquietud casi generalizada es llegar a ser mejores padres que los nuestros y darles todo lo que nosotros no tuvimos.

Obviamente ese mundo de preocupaciones y responsabilidades nos agota y aveces perdemos de vista algo fundamental y casi tan importante como la alimentación en su desarrollo: la convivencia.

Buscar un huequito en nuestra larga jornada diaria para jugar aunque sea 15 minutos con ellos es vital para su formación, su autoestima y su estado emocional.

Esto no es una tarea fácil pues, hay que ser sinceros, después de un día estresante sólo quisiéramos llegar a descansar.

Pero créame que el esfuerzo le puede dar recompensas muy satisfactorias, por ejemplo, está comprobado que cuando los niños crecen en una familia que convive a través del juego ambas partes afrontan mejor la adolescencia.

A partir de los 3 años el niño deja de considerarse un bebe y empieza a relacionarse con otros niños para compartir juegos y se vuelve un poco más independiente.

Después de esta edad los pequeños pueden entretenerse mucho tiempo jugando solos y es cuando los padres comienzan a desentenderse un poco de su participación en los juegos.

Pero es precisamente a partir de los 4 años cuando más necesitan del apoyo y guía de los padres porque comienzan con la etapa preescolar.

Y si usted ha pasado o está pasando por esa etapa con sus niños habrá observado que en la escuela les enseñan a partir del juego y las manualidades.

Es por ello que los juguetes Lego son ideales para el desarrollo de las habilidades de los niños pues reúnen esas dos cualidades: permiten divertirse y además al manipularlos los niños afinan habilidades como:

La observación
La motricidad
La lógica
La imaginación
La creación
La visión

Ahora, si ya encontró el tiempo necesario para estar con ellos, ¿cómo puede jugar? ¿acapara los Lego?, ¿le arma las figuras?, ¿le exige cumplir retos? ¿recoge usted o el niño?

Esas son preguntas que nos son fáciles de responder porque no hay manuales que nos indiquen cómo ser buenos papás o los pasos correctos para jugar con los niños.

Sin embargo Lego nos da algunos tips:

1. No los presione, propóngales retos a su medida y aliéntelo a cumplirlos pero no se enoje ni los regañe porque no lo hacen perfecto o no cumplen sus expectativas.

Al contrario felicítelos por su esfuerzo y resalte lo que hizo bien, eso favorecerá su autoestima y lo hará sentir seguro par enfrentarse a nuevas experiencias.

2. Oriéntelo. No presionar no es lo mismo que no orientar. Recuerde que usted es el adulto y el niño necesita de su guía y a veces su ayuda para lograr ciertas cosas.

Además es una excelente oportunidad para que a través de ejemplos durante el juego lo guíe hacia determinadas conductas como ser compartido, respetuoso, constante, etc.

3. No se preocupe por el desorden. Déjelos ser creativos, tirar, sacar y revolver mientras juegan, la libertad en el juego les da impulso y autoconfianza.

Al final del juego, es el momento adecuado para enseñarlos a guardar sus cosas, a ser ordenados y cuidadosos, hasta en ese momento pueden aprender algo positivo.

LOS JUGUETES LEGO

Los juguetes de Lego son juguetes muy seguros adaptados a las diferentes etapas de los niños a partir de los 4 años.

Para la etapa preescolar cuentan con la línea Duplo con piezas más grandes y cumple con los más altos estándares de calidad ya que en Lego saben que muchas veces los niños se las llevan a la boca.

Sus precios oscilan desde menos de $100 pesos hasta más de $2 mil pesos.

Son juguetes pensados para durar bastante tiempo y como se pueden conectar, la posibilidades se vuelven casi infinitas.

Oficialmente se habla de más de 8 cuadrillones de posibles combinaciones de figuras que se pueden hacer con las minifiguras que ha fabricado en los últimos 30 años.

Lego cambia su portafolio para ofrecer siempre novedades y nuevas inspiraciones y retos, entre sus líneas están:

1. City: es el sueño de todo niño, crear su propia ciudad y tener todo lo que se imagina. El tema de esta temporada es por ejemplo Bomberos y Aeropuerto.

Con este tipo de juegos es fácil observar las expectativas de nuestros hijos y enseñarles valores.

El juego de bomberos por ejemplo, no solo le despierta habilidades físicas sino también sociales y podemos aprovechar para hablarles de los peligros o qué hacer en casos de emergencias, y todo a través del juego.

2. Atlantis: Es una historia del equipo de buzos que buscan la ciudad perdida de Atlantis y para encontrarla deben recuperar las llaves para abrir el portal de entrada.

¿Así o más emocionante? Tiene idea de todo lo que imaginan los niños con estas historias, es una excelente oportunidad de fomentar su espíritu libre y aventurero, el trabajo en equipo y la paciencia.

3. Creator. Esta es una de las líneas más creativas pues propone 3 armados diferentes para el modelo de la caja.

Sólo dos famosos han logrado tener dos minifiguras Lego:

Harrison Ford: Han Solo de Star Wars y como Indiana Jones.
Alfred Molina: como el Doctor Octopus de Spider Man y Satipo, precisamente el guía de Indiana Jones en Buscadores del Arca Perdida.

DATOS LEGO

Hay cerca de 62 cubos de Lego por cada una de las 6 billones de personas que hay en el planeta.

Los niños pasan 5 billones de horas al año jugando con LEGO.

Los cubos de Lego vienen en 53 colores diferentes.

Desde 1949 se han producido 400 billones de cubos de Lego, actualmente en promedio cada año se fabrican 19 billones.

Se han producido más de 4 billones de figuritas en los últimos 30 años y representa como 12 veces la población de Estados Unidos.

Para darle la vuelta a la Tierra se necesitaría 1 billón de minifiguras así que hay suficientes para darle 4 vueltas a la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada