jueves, 3 de marzo de 2011

Factor de Transferencia

Irreverente
3 de marzo de 2011

¿Sabía usted que el 98% de las enfermedades que tenemos son debido a deficiencias en nuestro sistema inmunológico?

Esto ha dado pie a muchas investigaciones en el campo de la inmunología y las ciencias que nos permiten manipular nuestras propias células para hacerlas más poderosas y benéficas.

Actualmente muchos factores contribuyen al debilitamiento general de las defensas del cuerpo, tal es el caso de los antibióticos, que debido al abuso han comenzado causar resistencia en el organismo.

Un resultado de estas investigaciones es el factor de transferencia, un potente inmunoestimulante que se obtiene a partir de leucocitos.

Los leucocitos es lo que nosotros conocemos como glóbulos blancos y son los responsable de activar nuestros mecanismos de defensa inmunológica.

Es como si estos glóbulos estuvieran todo el tiempo alerta en nuestro interior supervisando que no se esté desarrollando una infección, entre un virus o se produzcan células nocivas.

El factor de transferencia fue descubierto por Lawrence en 1954sin embargo, comenzó a ser usado con fines terapéuticos hasta fines de los sesentas y principios de los setentas.

Gracias al esfuerzo de varios investigadores, pero en especial a Kirkpatrick, se mejoró la metodología que permite utilizar el antígeno para concentrar y purificar el Factor de transferencia específico.

Gracias a estos procedimientos modernos, los leucocitos son manipulados para purificar sus moléculas y verterlas en FACINMUNE para estimular nuestro sistema inmunológico.

Su administración no representa ningún peligro ya que se excluyen las moléculas más grandes que podrían ser potencialmente peligrosas y sólo se usan las de bajo peso molecular.

Por ser una sustancia dializable no contiene microorganismos ni antígenos de histocompatibilidad y no causa efectos secundarios.

Se puede conservar en congelación a menos 20 grados centígrados por varios años.

MODO DE ACCIÓN

Lo que hace el factor de transferencia es que puede desbloquear o despertar a nuestro sistema inmunológico que a veces parece simplemente no activarse por completo.

Pero también resulta muy útil cuando se tratan enferemedades cuya característica principal es destruir las células responsables de la inmunidad celular o cuando se tratan las alergias.

No puede tratarse a cualquier paciente sin antes haber realizado una serie de pruebas de laboratorio que en conjunto se les llama “perfil inmunológico”.

Estas pruebas van desde una simple biometría hemática hasta pruebas muy especializadas como la determinación de las subpoblaciones de linfocitos.

El factor de transferencia se ha utilizado en:

Casos graves de varicela
Como profiláctico en el pre y post operatorio
En el tratamiento del asma extrínseca
En el ratamiento de Herpes Zoster
Tratamiento de la Coccidioidomicosis
En niños con infecciones frecuentes
Tratamiento de la leishmaniasis mucocutanea anérgica
Contra Tuberculosis en el la lepra

CÓMO SE OBTIENE FACINMUNE

1. La materia prima se obtiene de células linfoides o linfocitos en los bancos de sangre.

2. De ahí se obtiene el paquete de leucocitos.

3. Lisis celular: Se rompe el paquete de leucocitos.

4. Diálisis: Se lleva a cabo un proceso de diálisis en agua libre de pirógenos donde se obtiene la fracción de bajo peso molecular.

5. Liofilización: Es el proceso de secado, en el cual el agua es sublimada directamente de un material previamente congelado.

6. Control de calidad y almacenaje: Se vigila la esterilidad, seguridad y pirógenos.

IMPORTANCIA DEL FACTOR DE TRANSFERENCIA

Una respuesta inmunológica inmadura puede tomar de 10 a 14 días para desarrollarse completamente.

Esto es lo que se llama hipersensibilidad demorada y no siempre es saludable

Esto es lo que sucede en algunas personas que luchan contra un resfriado común o gripe por 2 semanas o más

Los Factores de Transferencia pueden ayudar porque incluyen factores inductores y supresores.

El factor inductor traslada una respuesta inmunológica madura del donante al receptor y lo hacen en menos de 24 horas.

Los supresores controlan las reacciones excesivas que podrían derivar en alergias.

Ambos factores mantienen equilibrado nuestro sistema inmunológico.

1 comentario:

  1. Muy interesante y excelente artículo fácil de leer gracias

    ResponderEliminar