lunes, 28 de febrero de 2011

Cómo se hace un auto en México: Mastreta

Innovadores y Cosmopolita
28 de febrero de 2011

Uno de los proyectos de autos mexicanos más populares al día de hoy es sin duda el de Daniel y Carlos Mastretta.

Ellos junto con un equipo especializado, desarrollaron en los últimos años el MXT, el primer auto deportivo de producción en serie 100% mexicano.

Este auto lleva un motor central de 4 cilindros en línea de 2.0 litros turbocargado que aún no tiene una potencia anunciada, pero que estará arriba de los 250 caballos de fuerza.

Lleva una transmisión manual de 5 velocidades que le permite acelerar rápido gracias al escalonamiento deportivo racing.

Su motor es fabricado en nuestro país, pero la transmisión es importada de Estados Unidos.

El auto está fabricado en plástico reforzado con fibra de vidrio y fibra de carbono.

La fibra de vidrio es utilizada para la carrocería, mientras que la fibra de carbono se emplea para elementos estructurales y piezas clave del chasís.

Esto hace que el conjunto pese cerca de 900 kilos, por lo que mantiene una relación peso/potencia muy favorable.

Aún no hay cifras oficiales de aceleración pero se son alrededor de 5 segundos de 0 a 100 kilómetros por hora y una velocidad tope de 230 km/h.

Este no es el primer auto que fabrica Mastretta, hace algunos años fabricó un auto llamado MXA que tomó como base un Volkswagen Sedán.

Tenía una carrocería hecha en plástico reforzado con fibra de vidrio y de un diseño similar al de un Corvette pero con el mismo motor del Vocho, de 44 caballos de fuerza.

La marca planea alcanzar las 100 unidades fabricadas en un año para que en 5 años ya sean 500 unidades al año.

PERO CÓMO SE PRODUCE EL AUTO

Mastretta Cars es una división de Tecnoidea, una compañía de diseño industrial con más de 20 años como destacado consultor de diseño en ingeniería para la industria del transporte en México.

Tecnoidea juntó las habilidades de cada una de las áreas de su negocio en el desarrollo del MXT.

La empresa Mastretta tiene su fábrica en el municipio de Ocoyoacac, en el Estado de México.

El responsable del diseño es Daniel Mastretta y para ello se basó en los principios tradicionales de competición: la forma detrás de la función, la funcionalidad y la ligereza.

Daniel había estado construyendo coches en pequeña escala desde 1990 hasta que surgió el MXT.

El chasis se construyó a partir de extrusiones de aluminio especialmente diseñados y fibra de carbono que proporciona una base ligera y ultra rígida.

Su bajo peso también ayuda a otros parámetros de eficiencia, como el consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono.

Las extrusiones y hojas de aluminio están unidas con adhesivo derivado de la industria aeroespacial, con una resistencia a la tensión de 2 mil psi, para formar el semi-monocasco.

El piso de fibra de carbono bajo el área de la cabina aumenta la rigidez del coche.

Por otro lado, el ligero subensamble trasero, construido en acero, otorga unidad al chasis y constituye un soporte resistente para el motor y el montaje de la suspensión trasera.

El depósito de combustible de aluminio se colocó dentro del monocasco, entre el habitáculo y el compartimento del motor.

El MXT cuenta con suspensión de doble horquilla en ambos ejes, y una barra estabilizadora delantera que incrementa la estabilidad en curvas rápidas.

Los amortiguadores y resortes helicoidales están finamente ajustados para un balance óptimo.

Desde la fabricación del chasis de aluminio hasta el acabado final de la carrocería, Mastretta emplea técnicas de manufactura de alta calidad.

El MXT tiene alrededor de 1800 piezas construidas a la medida y que encajan con absoluta precisión.

El piso estructural de fibra de carbono del habitáculo se fabrica manualmente.

Mientras se fabrica el chasis, las otras áreas de la planta producen cada componente y subensamble mecánico del auto, como la suspensión, la carrocería, el montaje del motor, e incluso el tanque de gasolina.

Cada parte se somete a pruebas de control de calidad antes de llevarlas al área de ensamblaje junto con el chasis.

Hay algunos componentes que hacen fabricantes especializados externos, pero igualmente se hacen sobre medida, tal es el caso de los frenos HiSpec.

HISTORIA MASTRETTA

Tecnoidea SA de CV es un estudio de diseño y construcción de automóviles, fundado en la ciudad de México en 1987 por el diseñador industrial mexicano Daniel Mastretta.

En los años 90, Mastretta se dedicó básicamente a la producción de chasis y bastidores de minibús y autobús urbano para el transporte público en la zona metropolitana del Distrito Federal.

En 1998 inició la construcción de su primer Kit Car, el Mastretta MXA.

Para el prototipo de este coche fue utilizado el chasis de un Volkswagen Boxer inline-4, pero el coche solo alcanzaba una velocidad máxima de 127 kilómetros por hora y optó por utilizar el chasis de un Volkswagen Sedán.

Este modelo no tuvo demasiada aceptación, por lo que las pocas unidades fabricadas fueron exportadas a Alemania y Estados unidos como un auto decolección.

También existió una variación del mismo modelo denominada Mastretta MXB, que incorporaba algunas modificaciones, incluidos los faros.

Nueve años más tarde, en 2007, se anunció la entrada en producción en 2008 del tercer modelo de Mastretta, el MXT bajo la rúbrica Mastretta-Technoidea.

El MXT es el primer automóvil producido en serie completamente diseñado y fabricado en México.

Es el tercer coche deportivo mexicano y es considerado el primer automóvil mexicano en la historia con un enfoque comercial nacional e internacional.

La primera fábrica de Mastretta podría tener una capacidad para producir 150 vehículos anuales, de los cuales el 70%, es decir 105, serían exportados a Europa y Estados unidos y unos 45 serían vendidos en territorio mexicano.

El precio aproximado sería de 55 mil dólares.

Según su creador, el MXT fue diseñado para rivalizar con el Lotus Elise.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada