jueves, 25 de febrero de 2010

¿Sabe cuáles son las posibles causas del bajo rendimiento escolar?

Irreverente
25 de Febrero de 2010
BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR


¿Ha notado que a pesar de que su hijo demuestra una inteligencia normal no saca buenas calificaciones?
¿La mandan a llamar seguido en la escuela porque el niño o niña no avanza en clase al mismo ritmo que sus compañeros?
O tal vez le han dicho que su hijo o es muy solitario o se la pasa molestando a todos sus compañeros.
Si este es su caso seguramente su hijo tiene un bajo rendimiento en la escuela.
Y créame que los gritos, los regaños y los castigos no harán que los niños saquen mejores calificaciones.
Lo mejor es analizar primero cuál es la causa por la que no se concentra en la escuela y ayudarlo a solucionar este problema.

¿Cuándo se considera que el niño tiene bajo rendimiento escolar?

El bajo rendimiento escolar se ve como una discrepancia entre el potencial académico de un alumno y como él o ella están realmente rindiendo en la escuela.
El bajo rendimiento escolar puede ser un problema transitorio.
Puede ser consecuencia de un cambio de escuela, de una enfermedad, de distractores como los videojuegos o el internet o de cambios relacionados con el mismo crecimiento.
En otros casos la causa puede ser más extrema y ser producto de problemas emocionales severos producto de violencia intrafamiliar, abusos, depresión o problemas de adicciones.
Los expertos indican que el rendimiento escolar de niños y jóvenes mexicanos puede aumentar mediante el trabajo conjunto entre alumnos, padres, maestros y autoridades educativas.
Señalan que uno de los principales problemas en la violencia intrafamiliar y los malos tratos hacia los hijos.
Esto junto con la falta de atención y comunicación en la familia influyen en el bajo rendimiento escolar de niños y jóvenes que cursan la educación básica.

Principales causas de bajo rendimiento

Problemas de la vista.

De acuerdo con un estudio del IMSS 1 de cada 4 niños presentan problemas visuales que afectan su productividad y aprendizaje.
Esto representa el 30% de los niños mexicanos.
Los problemas visuales pueden comenzar desde una edad temprana y en muchos casos es responsable de que los niños no trabajen en clase y eviten hacer sus tareas.
Es por eso que es muy importante el examen de rutina de la vista en el examen médico antes de entrar a la escuela para identificar posibles problemas visuales.
Generalmente los niños pequeños no reportan este problema a sus papás y éstos deben estar alertas para detectar si existe este problema.
En los niños de edad escolar, hay que prestar atención en los siguientes signos:
Enrojecimiento y lagrimeo constante los ojos.
Se frota los ojos constantemente.
Sensibilidad extrema ante la luz.
Poca habilidad para ver objetos a distancia como leer el pizarrón.
Cruza o entrecierra los ojos.
Tiene dificultad para leer o hacer trabajos de cerca.
Se sienta demasiado cerca de la televisión.
Tiene dolores de cabeza relacionado con periodos de lectura o al salir de la escuela.
Pestañea más de lo normal.
Se frota mucho los ojos.
Cierra un ojo o se lo tapa para ver mejor.

Los principales problemas de la vista en niños suelen ser el astigmatismo o miopía, que son corregidos a través del uso de lentes.
También existen otros problemas como el estrabismo (ojos cruzados), la ambliopía (ojo perezoso) o la ptosis (párpados superiores caído).
Aunado a esto está el hecho de que a muchos niños no les gusta usar lentes.
Muchas veces son molestados por sus compañeros de clase con motes clásicos como “4 ojos” o “nerd”.
Lo mejor es que si se detecta algún problema de visión se consulte al especialista (oftalmólogo u optometrista) que se encargue de su salud visual.

Déficit de atención e hiperactividad

En México entre 7 y 10% de los niños en edad escolar presentan déficit de atención.
El déficit de atención es más notorio a partir de los 6 años, cuando inicia la etapa escolar de primaria, porque se exige a los menores mayor atención y más normas de conducta.
Este problema no sólo afecta su rendimiento escolar sino que si no se trata adecuadamente el niño puede desarrollar problemas de conducta severos.
El déficit de atención generalmente hace que los menores se comporten en la escuela de manera impulsiva o irreflexiva.
Frecuentemente se comportan de manera desafiante y obtienen bajas calificaciones.
Es común que tengan conflictos con sus compañeros y maestros, no terminen sus tareas escolares, se accidenten y pierdan sus pertenencias.
Este padecimiento no tiene cura, pero puede controlarse y mejorar la calidad de vida del paciente en forma significativa.
Más de 90% de los niños se requiere una terapia que incluye fármacos. A pesar de la mala información éstos son muy seguros si se toman bajo prescripción médica. Las causas de este padecimiento pueden ser hereditarias o congénitas.

Dislexia

Entre el 2 y el 8% de los niños en educación primaria tienen algún grado de inhabilidad para leer.
La dislexia afecta entre el 3 y el 10% de la población.
Si un niño tiene problemas para aprender a leer puede ser a causa de la dislexia.
Cuando tiene problemas para trazar letras se le llama disgrafía.
La dislexia se detecta cuando los niños empiezan a leer, entre los cinco y siete años.
Generalmente confunden las letras y los números; además hay omisión, muchas veces no reconocen las palabras o las letras en los textos.
Estos problemas por lo general hacen que el niño pierda interés en el estudio, y esto lleva a la mayoría de las familias y profesores a tacharlo de “flojo”.
Como esos dos problemas provocan un bajo rendimiento escolar, el niño o el joven puede manifestar dos tipos de conducta:
Se comporta como una persona inhibida y retraída o como alguien impulsivo y retador.
En el aula, se puede detectar por el retraso en el aprendizaje de la lectoescritura, la tendencia a deletrear, la escasa comprensión de lecturas y la ausencia de puntuación.
Con el tratamiento oportuno, se suelen obtener resultados positivos y una clara mejora en el rendimiento escolar.

El cambio de escuela.

Esto significa maestros y compañeros nuevos, dejar a los amigos de la escuela anterior. Una escuela más grande, más exigente o con más actividades.
Algunos niños se angustian tan sólo de pensar si serán capaces de encontrar su salón de clases.
esto genera una gran ansiedad en los niños, especialmente para los que ingresan por primera vez.
En algunos casos lo niños son demasiado aprehensivos y esta situación les provoca bajo rendimiento en la escuela.
Generalmente esto es pasajero y su rendimiento mejora con el apoyo de los padres y maestros.

Violencia

Según el DIF, en México 1 de cada 3 hogares presenta violencia familiar.
Los malos tratos hacia los hijos y la falta de atención y comunicación en la familia son factores que influyen en el bajo rendimiento escolar.
Este tipo de violencia trae graves consecuencias para los hijos.
Generalmente los problemas en casa son motivo de angustia en los estudiantes y les impide concentrarse en el estudio.
También les acarrea problemas en las relaciones con los compañeros de clase y los maestros.
El consejo mexicano de la comunicación, señaló que en el marco del día de la familia, el próximo 2 de marzo, se convoca a la sociedad a reflexionar y fortalecer los valores.Hoy en día más de 600 organizaciones civiles, empresarios, gobiernos y comunicadores se han unido para lanzar una campaña de difusión para fortalecer los valores en y desde la familia.
Se proyecta que esta campaña tenga efecto en los próximos 15 años.
El abuso sexual marca la vida de los niños de por vida y generalmente no es reportado de inmediato.
20 mil niños, niñas y adolescentes son víctimas de explotación sexual comercial, según el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).
Los abusos físicos o psicológicos también provenir de parte de los maestros o compañeros de escuela.
Las cifras oficiales que arrojan que 30% de alumnas y alumnos reconoce haber recibido o dado golpes frecuentemente.
13% reporta que esas agresiones vinieron de algún docente.
Esto junto a las agresiones y burlas que algunos niños y niñas sufren por parte de sus compañeros de clase sin duda merman su rendimiento en la escuela.

Estadísticas

Se calcula que un 20% de la población infantil presenta bajo rendimiento escolar.
Según el IMSS el 30% de los niños mexicanos sufren de algún problema de la vista
En México entre 7 y 10% de los niños en edad escolar presentan déficit de atención
La dislexia afecta entre el 3 y el 10% de la población.
En México 1 de cada 3 hogares presenta violencia familiar.
20 mil niños, niñas y adolescentes son víctimas de explotación sexual.
13% de los niños en edad escolar reporta haber recibido agresiones físicas por parte de algún docente.
3% de la población infantil entre 5 y 12 años sufre depresión.

1 comentario: