martes, 9 de noviembre de 2010

Hospital ABC: Neurología del olfato y del gusto

Humano y pasiones
9 de noviembre de 2010


La vista, el olfato, el gusto, el tacto y el oído son los cinco sentidos que tenemos la mayoría de las personas.

Todos los sentidos son muy importantes porque nos ayudan a sociabilizar de una manera más segura.

El perder uno de ellos tiene un gran impacto en nuestra vida.

Por ejemplo, el gusto y el olfato van muy de la mano e influyen en nuestro deseo de comer, y si perdemos alguno de estos sentidos comemos menos, socializamos menos y nuestra autoestima baja de manera considerable.

Tanto el gusto como el olfato nos previenen de peligros, como los incendios; humos venenosos, como el gas, y los estados de los alimentos, si todavía sirve o no.

Cada año en Estados Unidos acuden, aproximadamente, 200 mil personas al doctor por la pérdida del gusto y el olfato.

Se calcula que más de 2 millones de estadounidenses sufren de algún trastorno en el olfato y gusto.

También se ha descubierto, que hasta un 90% de los pacientes con Parkinson pierden el olfato años antes de que desarrolle la enfermedad.

Además, la pérdida de este sentido puede significar la aparición del Alzheimer y el síndrome de Churg-Strauss, entre otras enfermedades neurodegenerativas.

El sentido del olfato se empezó a estudiar en los 90 y fue un estudio publicado por Richard Axel y Linda Buck, que empezó a despejar las incógnitas sobre este sentido.

Incluso el Premio Nobel de Fisiología y Medicina 2004 se le entregó a los doctores Richard Axel y Linda B Buck por sus descubrimientos sobre los receptores olfatorios y la organización del sistema olfativo.

Las células del olfato y del gusto son las únicas células del sistema nervioso que son reemplazadas cuando envejecen o se lesionan, por eso es preocupante cuando uno va perdiendo estos sentidos.

Perder el sentido del olfato puede significar una enfermedad en la nariz, tumores en las fosas nasales, tumores en las fosas nasales y hasta tumores cerebrales.

Las infecciones de las vías respiratorias y las lesiones en la cabeza son las principales causas de perdida.

También son causante el pólipos en la nariz o problemas sinusales, como dolor de cabeza, tos, congestión, sinusitis y fatiga; además de alteraciones hormonales o problemas dentales.

Los científicos han descubierto que la pérdida del olfato empieza después de los 60 años e incluso, hay quienes pierden totalmente esta capacidad, la de oler.

En ocasiones las personas empiezan a perder su capacidad para oler o percibir cambios en su sentido del olfato.

Algunos desarrollan hiposmia, una disminución de a capacidad para detectar olores.

Otros no pueden detecta olores por completo y se llama anosmia.

La pérdida del sentido del gusto es ageusia y son las alteraciones quimio sensoriales más frecuentes.

La capacidad disminuida para oler saborear se llama hipogeusia, y también son comunes

Otras personas nota que los olores familiares han cambiado. Por ejemplo, un olor normalmente era agradable y ahora es desagradable o pueden percibir un olor que no está presente.

Pero la pérdida de olfato se debe diferenciar de las personas que nacen con un sentido pobre del olfato o gusto.

Causas de la pérdida del olfato y gusto

Fumar
Radioterapias en pacientes con cáncer de la cabeza y el cuello
Enfermedades del sistema nervioso
Algunos medicamentos lo hacen de manera temporal
Alergias estacionales
Exposición a determinadas sustancias químicas
Parálisis de Bell (una inflamación de los nervios de la cabeza)
Problemas dentales.
Falta de vitamina B2 y de zinc
Enfermedades generales como la obesidad, la diabetes, la hipertensión arterial y la mala nutrición
Ciertos medicamentos como antibióticos y antihipertensivos
Extirpación de la laringe

Clínica para los desordenes del gusto y del olfato

Pertenece al Centro Médico ABC.

Abrió sus puertas en el 2009.

Realiza evaluación médica, endoscopía nasal, pruebas cuantitativas para la identificación y la discriminación de los olores, detección del umbral olfatorio, prueba del gusto con sustancias tanto regional como en toda la boca y electrogustometría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada